Anita

anita retrato

Anna Sepúlveda

“Quién se hace esas preguntas?”, le dijeron a Anna. Mientras compartía su curiosidad por saber que se sentiría ser una mesa o una planta. Inquieta por dentro, tranquila por fuera. Su curiosidad la llevó a “probar” la entrada a un banquete de por vida llamado yoga.

Al regresarse su primer maestra, Elizabeth, a su natal Holanda le sugirió buscara a Mayra para que continuara con su práctica. A pesar de que esto fue hace ya varios equinoccios, solsticios y eclipses; al parecer Anna sigue sin saber que se siente ser una mesa o una planta. Le surgieron más inquietudes aún al profundizar en esta ciencia siendo ella el conejillo de indias. En este delicioso banquete ha podido estar en presencia de maestros icónicos en la vida del yoga occidental. Enriqueciendo estos sabores tomados de diversos maestros la actual clase que imparte de Mandala. Habiendo encontrado en este estilo de yoga los ingredientes básicos para el platillo fuerte, abrirse a la vida!

El “hambre” de observarse, experimentar y transformarse constantemente la llevan a co-crear una atmósfera de interesante autoestudio en sus clases. Manteniendo el elemento sorpresa como invitado especial a este gran festín. Y tu sabes, quién se hace esas preguntas?

TOP